La moda maya, vestidos para cada ocasión
vestidos maya

La moda en el la antiguedad maya también era un componente determinante de estatus social y un armario variado era esencial para acudir a todos los actos y obligaciones de su día a día. La función principal de la moda y sus diferentes vestidos era marcar o distingir las jerarquías sociales, sexuales y también tenia atributos de carácter utilitario.

Sin duda a los mayas les gustaba ir bien vestidos, con cuantos accesorios creyeran que fueran necesarios según su clase social y región. Esto los distinguía de las demás culturas precolombinas.

Se conoce que, en términos generales, su vestimenta era de colores muy brillantes, podía incluir plumas llamativas, oro y piedras preciosas, sobre todo en rituales. Una distinción sólo accesible a la alta sociedad, que representaba sus riquezas y lujos para ostentar con sus vestidos su estatus social.

Por otro lado, la clase baja se dedicaba a la agricultura, así que sus trajes se diseñaron con la intención de que fueran frescos y cómodos, pero a la vez que les dejara protegerse y ser productivos con las dificultades que representaba su trabajo.

Sin embargo, todos los diseños de vestidos maya, sea de la clase que sea, perteneza a ceremonias o al día a día, tienen unas características en común. En todas sus prendas destaca la comodidad, eran prendas holgadas con movimiento, sostenidas al cuerpo por cuerdas delgadas o un tipo de cinturones más gruesos hechos con textiles. Los mayas utilizaban recursos naturales para sumar accesorios a sus trajes, así los adoptaban a la función específica que tuvieran sus atuendos. Era también una forma de conectarse con la naturaleza.

Además, según la creencia maya, las mujeres tenían el don del telar como un regalo de la diosa Ixchel por lo que las telas adquirían también un significado sagrado. 

Los tonos que conseguían para su vestimenta eran a partir de pintura de vegetales, como el árbol Añil, del cual se obtenía el tan distintivo azul maya, Otras tonalidades las conseguían de minerales o animales como la Grana cochinilla de la que obtenían el color rojo brillante.

Diferencia de estilos por clases sociales y sexo

Los hombres de la nobleza se distinguían por su vestimenta ostentosa, atuendos con bordados de piedras y plumas de diferentes colores, cinturones grandes y sandalias de cuero que se diferenciaban del resto de los hombres porque llevaban adornos adicionales que se sujetaban a los tobillos. También podían decorarlos con pieles de animales, piedras preciosas y huesos pequeñitos.

La vestimenta de los hombres que se dedicaban a la tierra, era una falda corta, taparrabos llamado patí, que algunos agricultores decoraban con bordados coloridos. Allí imprimían su propia personalidad, los hacían llamativos. El torso lo llevaban descubierto. Vestidos de esta manera podían tener mayor movilidad. Solían acompañar su indumentaria con accesorios de hueso o madera, mientras que su calzado eran sandalias delgadas que se sujetaban a sus pies con cordones también delgados.

Las mujeres de clase alta, vestían con mantos largos de lana, tejidos muy elaborados a lo largo de todo el vestido, agregaban gran cantidad de adornos a sus trajes, entre piedras preciosas, tocados elaborados de grandes plumas y perlas. Llevaban peinados sofisticados y adornaban sus cuerpos y caras con pinturas.

En cambio, las mujeres de clase media usaban faldas amplias y largas que podían ir sujetas con textiles muy coloridos a la cintura, en el torso vestían con camisas holgadas y sin mangas.

Mientras tanto las mujeres de clase baja o con menos recursos económicos, vestían túnicas simples llamadas huipiles, eran livianas, sueltas, de color blanco, hasta las rodillas, de algodón con un manto en el torso. El arte que los diferenciaba de otras comunidades mayas eran los asombrosos tejidos multicolor. En el origen, el arte de tejer conlleva un significado religioso, en tal sentido, los símbolos con que bordaban las prendas tenían significado sagrado.

Los vestidos para ocasiones especiales

Cuando había algún combate, los hombres utilizaban ropa especial, se basaba en el uso de armaduras hechas a base de corteza de árboles o algunos troncos fuertes, resistentes y maleables, también usaban pieles gruesas de animales o prendas de cuero.

Durante las celebraciones o ceremoniales, que para los mayas eran muy importantes, decoraban su vestimenta con elementos que simbolizaban prosperidad. Ejemplos de ello son las fechas de cosechas, los ciclos de la luna o los episodios de ancestros. Para estos eventos sus atuendos eran más elaborados y majestuosos que de costumbre, las grandes élites exhibían sus prendas mucho más decorados, plumajes ostentosos y piedras preciosas. Era una manera de demostrar respeto a sus dioses. Siempre debían llevar un tocado en su cabeza con grandes plumas y muy coloridas, así como pieles de animales de la zona.

Se sabe que existían diferencias entre los mayas de las diferentes regiones y se distinguían por algunas características de sus prendas, por ejemplo, en Guatemala utilizaban más los colores azul y marrón. Honduras ponía en sus trajes diversos colores, pero preferían los colores llamativos. En Belice se inclinaban más hacia las flores, sobre todo en las faldas. En México sus trajes eran livianos para poder soportar las altas temperaturas.