Los manglares, pulmones del Caribe

Los Manglares, pulmones del Caribe

Los manglares se forman a lo largo de las costas y en las orillas de los ríos. Son plantas acuáticas con apariencia de arbustos y numerosas raíces. La gran importancia de los manglares es que son ricos en materia orgánica. Por lo que atraen a que se concentren gran cantidad de insectos, reptiles y anfibios, fuente de alimento para la gran cantidad de aves acuáticas que llegan a los manglares para aparearse y procrear.

En los manglares también se aparean grandes cantidades de peces, donde dan cobijo a los peces en su primera etapa de crecimiento. Además que sirven como grandes protectores del suelo ya que filtran el agua y protegen las costas de las tormentas tropicales y de las devastatoras inclemencias de los huracanes. Funcionan como pulmones del ambiente porque producen oxígeno y usan el bióxido de carbono del aire.

Son un paliativo contra posibles cambios climáticos, no sólo por ser fijadores de CO2, sino además, porque el manglar inmoviliza grandes cantidades de sedimentos ricos en materia orgánica. También mediante este mecanismo, los manglares atrapan contaminantes (v. gr., compuestos orgánicos tóxicos persistentes y metales pesados).

En Reserva de la biosfera de Sianka’an BIEN DE PATRIMONIO MUNDIAL POR LA UNESCO  fue inscrita el 11 de diciembre de 1987.  Es donde está protegida una de las más prístinas superficies de manglar muy importante en Mesoamérica. Se compone de una serie de ecosistemas como la barrera arrecifal, zonas de litoral, bahías, lagunas, islas, marismas, pantanos, manglares periféricos y los bosques tropicales. Y donde en las ramas copas de los manglares,  hábitat de múltiples aves sobre todo de la garza blanca, zancudas, ibis, espátula, aurones y pelícanos además de ser hogar y refugio de cocodrilos y manatíes.

¡Necesitamos un destino consciente de sus recursos naturales, no a la tala de manglar!

 

Más información: