Sian Ka’an, un pedacito de cielo
Sian Ka'an el cielo en la tierra

México, país alegre, colorido, solidario, cultural y por si fuera poco un país mega diverso. Lugar donde se conjugan diferentes climas, paisajes y ecosistemas que lo vuelven espectacular y único.  Una muestra clara es una de las Áreas Naturales Protegidas con las que contamos, la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an, considerada como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los principales atractivos con los que contamos en la zona de Riviera Maya.

El cielo en la tierra

Sian Ka’an es hogar de diferentes especies animales de gran valor ecológico, jaguar, tapir, pecarí y manatí, todos en peligro de extinción. Cuenta con 9 ecosistemas diferentes, entre ellos: selvas, humedales, manglares y arrecifes, acutalmente de los mejores conservados dentro de todo el estado.

Visitar la Reserva de la Biósfera es adentrarnos en el paraíso, apreciar sus bahías, lagunas y sus paisajes naturales con la selva espesa que nos invita a estar expectantes y ansiosos de poder ver de cerca algún animal cruzando el camino de tierra que nos lleva a Punta Allen, la comunidad que vive en ese entorno privilegiado.

Qué encontraremos en Sian Ka’an

El nombre de Sian Ka’an proviene de la lengua maya significa “regalo del cielo”. Un nombre que le queda como anillo al dedo, porque aquí encontramos un mundo que nos hace susceptibles al deterioro ambiental y nos transforma en protectores de las especies animales y vegetales que nos rodean.

Sian Ka’an no solo es ir a pasar un día de esparcimiento, es mucho más. Es ver de cerca a los delfines libres, en su hábitat natural, avanzar a lado suyo en nuestra barca mientras nadan en grupo y se sumergen en el mar para después sorprendernos con sus respiros rodeándonos sin ningún temor por nuestra presencia. Es poder escuchar un suspiro de las tortugas marinas, sobrevivientes milenarias que nos transmiten paz y una emoción indescriptible al apreciarlas tan cercanas a nosotros. Es impactarnos con los cocodrilos y darles el respeto que se merecen. Es ir expectante a poder encontrarnos al majestuoso jaguar que como un milagro se atraviese en el camino. Es el resguardo del manatí, donde se sabe protegido porque lo cuidan celosamente para que siga sobreviviendo y recuperando la especie.

Dentro de la Reserva de la Biósfera, cruza la barrera arrecifal Mesoamericana, la segunda más grande del mundo detrás de la de Australia. A Sian Ka’an le pertenecen 120km de esta barrera. Corales vivos, blandos y duros, cientos de peces multicolor, crustáceos, moluscos, un mundo sumergido que nos deja boquiabiertos por toda la vida que representa.

Y no podemos olvidarnos de las aves. Contamos alrededor de 300 especies de aves, que tienen su residencia o pasan temporalemente por ese enclave: carpinteros, fragatas, águilas pescadoras entre otras aves que nos maravillan con su vuelo y sus colores.

 

Más maravillas de Sian Ka’an

Entre la selva se esconden 23 zonas arqueológicas y además, cuenta con un sistema de ríos subterráneos de agua dulce que se interconectan con cenotes y petenes. Esta área de una belleza singular, tiene también gran importancia para la región y el mundo por los servicios ambientales que nos otorga, como los reservorios de carbono que se encuentran en los manglares, solo por mencionar uno.

Entrar a la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an es entrar al cielo en la tierra y es salir transformado y consciente de todo lo que está en nuestras manos para seguir preservando espacios tan pequeños pero tan ricos en biodiversidad.

Ven con nosotros a vivir la experiencia de este pedacito cielo. Te llevamos, con grupos reducidos, siempre que te encuentres en Riviera Maya.

En las salidas de la Gran Ruta despues de unos dias bien intensos por el Mexico interior, acabaremos descansando unos dias en las playas del Caribe de Riviera Maya. Desde ahi es podremos descubrir este lugar unico.

«Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrira a los hijos de la tierra»

Si te ha gustado este post… ¡compartelo!