Sayulita, la buena onda del Pacífico

Riviera Nayarit está a tope de sitios acogedores y encantadores, uno de ellos es el pueblo mágico de Sayulita, localizado al sur del estado de Nayarit, bañado por las costas del Pacífico. Es un pueblito de pescadores con historias y leyendas. 

Los lugareños cuentan que Sayulita existe desde hace más de 5.000 años: fue creado por los dioses de las olas para ser un lugar en donde las olas fueran perfectas. Cierto o no, este bello lugar ha sido visitado desde los años 60 por surferos de todo el mundo que gustan desafiar a las olas.

Lejos ha quedado ya la práctica de extracción del aceite de coco de las palmeras cocoteras, muy prolífero en los años 40. Ahora el surf y los deportes acuáticos ocupa la mayor parte del negocio local.

Sayulita es un pueblito típico del Pacífico Mexicano, recogido entre los pueblos mágicos. Es muy colorido, adornado con mantelitos de papel picado de diferentes y vivos colores, con arte en sus paredes y en sus calles. Destaca también las asombrosas artesanías elaboradas a base de pequeñas chaquiras por manos huicholas, que con mucha paciencia realizan unas verdaderas obras de arte. Los lugareños están orgullosos de sus raíces y tradiciones. 

La plaza principal está rodeada de bares y restaurantes encantadores, con diferentes opciones para degustar una deliciosa comida o cena con los amigos. Al ser un pueblo de pescadores, apetece mucho probar sus platos de pescado, especialmente recomendable el pescado zarandeado, la especialidad del lugar. Aunque también hay un gran abanico de opciones de comida callejera que van desde unos ricos tacos hasta una muy buena hamburguesa al carbón. 

Sayulita - Playa Muerto

La bahía que envuelve Sayulita es realmente maravillosa y además, sus playas no las encontrarás saturadas. Como curiosidad, hay una playa de un espectacular agua azul turquesa, y arena aterciopelada, conocida como Playa Muertos. No por el peligro de visitarla ni por la bravura del mar, sino porque en el camino ¡se debe atravesar un cementerio! Eso sí, os aseguramos que la recompensa, lo vale.

Sayulita goza de una vibra hippie chic, en donde la gente camina tranquila, sin prisa ni pretensiones, un ambiente joven y muy alegre. Un lugar que te acoge como casa y donde te sientes cómodo.

Este lindo rinconcito se localiza a 38 km del aeropuerto internacional de Puerto Vallarta, es una parada obligatoria si realmente quieres vivir el México auténtico de habitantes sencillos y cordiales.