Lenguas indígenas de México, como comunicarse antes de la españolización
lenguas indígenas - glifos maya

México es uno de los países del mundo con mayor diversidad lingüística, aunque quizás no lo sabías. En total se hablan 68 lenguas originarias, además del español, pertenecientes a 11 familias lingüísticas, de las cuales se derivan más de 364 variantes. A nivel de parlantes, se calcula que poco más de 7 millones de mexicanos hablan alguna de las lenguas indígenas.

La realidad lingüística del país es un tanto compleja porque ha sido impreciso el uso que se le ha dado al concepto lengua en torno a la gran diversidad lingüística mexicana. En la época virreinal se creía que los pueblos indígenas hablaban una sola lengua, no se sabía de la existencia de las variantes lingüísticas que se daban por razones geográficas, genealógicas o sociales como ocurre en todo el mundo.

Cuando los misioneros llegaron a la Nueva España se encontraron con indios que hablaban otra lengua diferente a la suya, muy curiosos registraron las lenguas de los indios para estudiarlas y aprenderlas y así poder evangelizarlos. Todo funcionaba bien hasta que en 1696, Carlos II decidió que el español sería el único idioma que debía usarse para asuntos oficiales. Ya para el siglo XVII fueron más los que estaban a favor de la castellanización de los indios y fue así como los colonizadores renunciaron a su vocación bilingüe.

La castellanización tenía como propósito eliminar las diferencias étnicas de los indígenas con respecto al resto de la población para integrarlas en «igualdad» de condiciones a la nación.

Para finales del siglo XX la proporción de hablantes de lenguas indígenas se había reducido ya a menos del 10% de la población mexicana. En el transcurso del tiempo, más de 100 lenguas desparecieron, especialmente las de los grupos étnicos del norte del país. Las lenguas indígenas fueron marginadas y relegadas a los ámbitos domésticos y comunitarios de la vida social.

Antes de 1992, las lenguas indígenas no eran reconocidas jurídicamente por la Federación. En 1999 se presentó la Iniciativa de Ley de Derechos Lingüísticos de los Pueblos y Comunidades Indígenas para tener un canal legal que protegiera a las lenguas nativas y finalmente ésta ley fue promulgada en diciembre de 2002.

La gran variedad de lenguas que existen en México, representan la enorme diversidad lingüística y cultural del país. Las familias lingüísticas de México más importantes por su número de hablantes son las siguientes:

  • Lengua uto-aztecas o uto-nahuas: Lengua ampliamente difundida por América del Norte, con un millón y medio de hablantes aproximadamente, se cree que se originó en el suroeste de EE.UU. o en el noroeste de México y su gran difusión es debida a las migraciones.

  • Lengua mayense: Lengua hablada en Mesoamérica, principalmente en el suroeste de México, Belice y Guatemala. Esta lengua quizá se derivó hace unos 5000 años. Esta lengua es una de las mejor documentadas y quizás la más estudiada en América. Oficialmente existen 22 lenguas mayenses.

  • Lengua otomangues: Esta familia lingüística es la más extensa, se localiza en el centro de México y el norte de Costa Rica, pero sólo sobrevive la lengua que se habla en México, encontrándose el mayor número de parlantes en el estado de Oaxaca. Los hablantes del zapoteco y mixteco son casi un total de 1.5 millones, la tercera parte de la población oaxaqueña y en conjunto de toda la variedad lingüística va por encima de los 2 millones.
    En el altiplano mexicano las lenguas de esta familia se presentan en los estados de Hidalgo, Querétaro, Estado de México, San Luis Potosí, Tlaxcala, Puebla y Guanajuato, en donde las comunidades hablan otomí y mazahua.

Actualmente varias lenguas otomangueanas se están extinguiendo. Y como cada lengua es un gran tesoro por conservar para toda la humanidad, recientemente algunas comunidades lingüísticas indígenas de México han empezado a hacer campañas de rescate de sus propias lenguas. Para citar algunos exjemplos, mencionar el trabajo que están realizando los hablantes del maya yucateco y los purepechas de Michoacán, los náhuas de Milpa Alta o los mixtecos que viven en Los Ángeles.

La herramienta más importante es la educación con las poblaciones indígenas, los jóvenes realizan sus estudios de secundaria, bachillerato y estudios superiores en español y en su lengua materna. La radio, así como algunos canales de televisón donde se transmiten programas de sus comunidades en su lengua es otra herramienta de difusión, para noramlizar e integrar la lengua en la sociedad. 

En el estado de Yucatán ya será obligatorio que se dé desde la educación primaria hasta la universidad las clases en su lengua madre y español, se está a la espera de que sea aprobada en los estados de Campeche y Quintana Roo.

 

Si te ha gustado el artículo… ¡Compártelo!