Tierras Mayas

manta gigante baja california

Las mantas gigantes y las mobulas de las Tierras Baja California

Las mantas gigantes y las mobulas de las Tierras de Baja California

Las mantas y las mobulas son conocidas colectivamente como mobúlidos, son algunas de las criaturas más bellas, fascinantes y enigmáticas de nuestros océanos californianos.  

Parientes cercanos de todos los tiburones y rayas, estos peces cartilaginosos comienzan a congregarse, en la isla de Jacques Cousteau (Isla Cerralvo) en La Ventana, en el paraíso menos conocido de México,  en dos estaciones distintas, verano (finales de abril-julio) y finales de otoño (noviembre-enero).   Durante estas temporadas, tenemos el placer de ver los cardúmenes enormes y fantásticos de rayas diablos pigmea (mobula munkiana) y que anuncian su llegada realizando saltos espectaculares fuera del agua; y las colosales, gráciles y elegantes mantas gigantes (mobula birostris).

La manta gigante, a pesar de su presencia colosal de extremo a extremo de hasta siete metros.  Son criaturas gentiles, que viven en aguas profundas en el mar abierto con el cerebro más grande de todos los peces.  Al igual que la raya diablo, la manta se caracteriza por la presencia, a ambos lados de la cabeza, de un par de lóbulos orientados hacia adelante, que recuerdan a los cuernos de un diablo. Estos lóbulos le sirven para dirigir el plancton y pequeños crustáceos hacia la boca de los que se alimenta mientras se desplaza cerca de la superficie; unos densos filtros branquiales extraen el plancton del agua.

Típicamente tienen bocas y bandas oscuras a lo largo de los bordes de sus aletas pectorales en su superficie ventral. 

El cuerpo tiene una forma hidrodinámica que disminuye la resistencia del movimiento del agua.

Por otro lado, los rayos del diablo son parientes más pequeños y esquivos de la manta gigante. La raya diablo de Munk es un pez grande con un cuerpo aplanado horizontalmente, ojos saltones a los lados de la cabeza y sus valiosísimas hendiduras branquiales en la parte inferior.  Crece hasta un ancho de hasta 1 metro, lo que la convierte en la especie más pequeña de raya diablo.

Las rayas diablo se alimentan principalmente de plancton y peces pequeños que filtran a través de unos filamentos branquiales al igual que las mantas gigantes.

No se sabe mucho de las rayas diablo, ya que son tímidas y elusivas, lo que hace que sean más difíciles de observar y estudiar en la naturaleza. Por lo general, se mueven todo el tiempo con entusiasmo acrobático, saltando fuera del agua, ya sea sola o en grupos, realizando saltos verticales, volteretas.

Desafortunadamente la manta raya gigante (mobula birostris) y raya diablo (mobula munkiana), se encuentran clasificadas en lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN desde 2019.

Estás dos especies están cada vez más amenazadas y son objetivo y captura incidental en pesquerías industriales y artesanales. En particular, las mantas rayas gigantes son fáciles de atacar debido a su gran tamaño, velocidad de nado lenta, tendencia a agruparse.  

Las mantarrayas y rayas diablo se capturan accidentalmente en una amplia gama de peligros, incluidos arpones, redes de deriva, redes de cerco, redes de enmalle, trampas, redes de arrastre, palangres y las pesquerías artesanales. 

Las rayas diablo a pesar de haber sido capturadas sin querer, suelen conservarse debido a su alto valor comercial por el uso de sus branquiespinas que son utilizadas en zonas orientales para usos medicinales.  Este órgano que sirve para su respiración, es vendido falsamente como parte de la «medicina tradicional» china para curar todo tipo de males. 

El poder económico de su comercio, los desembarques de mantarrayas y rayas diablo han ido aumentado de forma exponencial en los últimos 10 años, sin controles y sin que sepamos lo suficiente sobre su biología y ecología como para hacer un manejo sustentable de esta actividad pesquera. Otras amenazas pueden ser la contaminación marina, el cambio climático, la ingestión de microplásticos y prácticas de un turismo no sustentable. 

A través de este artículo sumamos un esfuerzo para informarnos más sobre estás dos grandes especies altamente vulnerables, para que se erradique su consumo y su caza.  

Nuestra recomendación de nuestro ecotour a “la isla de Jacques Cousteau” es un recorrido para aquellos que desean explorar  la vida silvestre marina y nadar juntos a estos dóciles gigantes. Una experiencia única.

Grace Corona

Tierras Baja California

Tierras Mayas, Especialistas en viajes únicos

Yucatán -Riviera Maya -Baja California -Riviera Nayarit -Cdmx

Más Información

¡Si te ha gustado el artículo… compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp