Aguada Fénix, la ciudad maya más grande del mundo recién descubierta
Agudada Fénix

Los misterios del mundo maya nunca dejan de sorprendernos. Arqueólogos y antropólogos se esfuerzan para recrear una historia que ha quedado enterrada bajo la maleza y añaden nuevas piezas en el puzle cada vez que hay nuevos hallazgos. Restos que nos obligan a reescribir la historia y que nos mantienen en vilo para descifrar cómo vivieron las sociedades prehispánicas. Hoy tenemos nuevos datos ya que se ha descubierto una estructura ceremonial en la llamada Aguada Fénix, en el estado mexicano de Tabasco.

Esta estructura es considerada a día de hoy la más grande y la más antigua edificada por los mayas. Se eleva entre 10 y 15 metros y se extiende por más de 1.4 km de norte a sur, con un total de nueve calzadas que se irradian desde él. Su construcción se estima fue entre los años 1000 y 800 a.C., coincidiendo con el período preclásico medio maya.

Hasta la fecha se pensaba que el desarrollo de la civilización maya fue gradual. En el período preclásico medio (1000 – 350 a.C.) primero surgieron pequeños pueblos o aldeas, mientras aprendieron el uso de la cerámica y la adopción del sedentarismo. Sin embargo, esta nueva plataforma ceremonial encontrada está comenzando a desafiar este modelo, según detallan en la revista Nature.

El sitio presenta similitudes con el centro olmeca de San Lorenzo, aunque presuntamente la comunidad Aguada Fénix no tenía una desigualdad social tan acentuada. Expertos en el tema remarcan la importancia del trabajo comunitario en el desarrollo inicial de la civilización maya, que también se muestra en otros complejos ceremoniales del mismo período.

Para poder calcular la anigüedad de la estructura se ha utilizado un análisis de radiocarbono, además de un sistema laser de detección de luz y distancia, conocido como Lidar. Con ello se ha podido distinguir las formas tridimensionales de los restos arqueológicos. Si a esto le sumamos las excavaciones del lugar, los científicos pueden calcular grosso modo la fecha de construcción, en este caso con una oscilación de 200 años.

Expertos en la revista Nature comentan: «Hasta donde sabemos, esta es la construcción monumental más antigua que se haya encontrado en el área maya y la más grande en toda la historia prehispánica de la región».

Para situarnos, la cultura maya se estima empezó unos 2600 años a.C. y se desarrolló hasta la conquista española (1521 d.C.). La historia maya se divide en tres períodos: formativo o preclásico, clásico y posclásico.

A día de hoy, existe una población de casi dos millones de mexicanos de origen maya. Una cultura que sigue latente, que conserva su vitalidad e influencia sobre todo el en sureste de México, en las regiones de Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Se preservan las tradiciones, la gastronomía y la lengua maya, la segunda lengua indígena más hablada de México, con unos 800.000 parlantes, sólo superada por el Nahuátl.

Comentarios

Deja una respuesta